VIVIR  ENTRE

Instalación multimedia sobre la vivencia migratoria

NATALIA

NATALIA (UCRANIA)

Natalia_habitar_entre_50mbtestimonio completo
00:00 / 18:48

NATALIA: Soy Natalia, soy de Ucrania, de Kiev, y soy profesora de inglés. Yo estaba en España cuando empezó la guerra y, yo estaba de vacaciones, con una maleta pequeña y, así que cuando empezó la guerra no podía volver a mi casa y de primero no había ni aviones ni otro tipo de transporte para volver, así que me quedé en la casa de mi amiga. Y tengo que decir que España es un país que yo conozco muy bien porque yo estudiaba ahí antes, como de estudiante de Erasmus. Por eso no tenía muchas sorpresas ¿sabes? en este país. Pero claro que no pensaba en mudarme tan rápido. Yo pensaba en proceder con mi carrera, con mis estudios en España, porque además de estudiar y trabajar con inglés me gustaría aprender más en el campo de traducción. Aprender un poco más de español y utilizarlo para mi trabajo, sí. Pero sí, tenía que quedarme en España y cambiar mis planes, claro. Y ahora sí, yo tengo la oportunidad de estudiar aquí, de trabajar con inglés y español, crecer un poco en este campo como profesora, traducción también. Por eso yo creo que sí, aquí tengo esta gran oportunidad, y sí, es como un poco de mí historia, como yo… Empezó en España.

ÁNGELA: Como has acabado aquí…

NATALIA: Eso ( risas)

ÁNGELA: Claro, porque la pregunta justo que te iba a hacer ahora era cuáles  fueron las razones de tu proceso migratorio pero según he entendido bien fue este estallido de la guerra, la imposibilidad de volver a Ucrania lo que hizo que… No fue una decisión elegida obviamente ¿ no? Sino…

NATALIA: Claro, yo estaba de vacaciones solo para 5 días y tenía que volver para mi trabajo, a mi familia, etc., pero sí. Yo decidí que puedo quedarme mientras no tengo tantas oportunidades para trabajar allí, normalmente. Y como yo pensaba en estudiar y trabajar aquí antes, decidí que sí…. Es como una oportunidad que yo tengo solo tengo que cambiar mis planes y claro que, eh, acostumbrarme ¿ sabes? a vivir aquí.

ÁNGELA: ¿ Ahora estás viviendo en Granada Natalia?

NATALIA: Sí, yo estudiaba en Granada antes, como estudiante de Erasmus, y yo tenía amigos, conocidos ahí, y yo tengo una amiga y yo vivía en su casa durante este tiempo, cuando empezó la guerra. Pero sí, voy a mudarme a Barcelona para hacer tesis doctoral, es algo que yo ( risas) quiero terminar y hacer aquí en España.

ÁNGELA: ¿ Y cómo ha sido para ti esto a nivel emocional Natalia? ¿ Esta migración, qué ha supuesto para ti, a nivel emocional, familiar?

NATALIA: Sí, claro, porque no era algo que yo tenía, no sé, no tenía en mi cuenta, no tenía ningún plan ¿ sabes? Por eso cada paso era como sorpresa para mí, de este viaje y tenía que, no sé buscar un piso, buscar un trabajo temporal, eh, seguir con mis clases, porque yo trabajo como profesora, como tutora de ingles, así que, sí, diferentes cambios en mi vida, que sí, que yo tenía. Por eso tenía tenía muchas sorpresas y novedades por un lado, pero por otro lado, siempre me siento como muy cómoda en España. Y por eso yo estaba muy agradecida por otro lado que cuando todo empezó, que yo estaba en Granada, que yo estaba en España. Porque por lo menos, yo conocía un poco… La gente, y todo. Sí.

ÁNGELA: Claro, conocías las dinámicas, y estabas con una amiga en ese momento.

NATALIA: Claro que yo no tengo mucha gente que yo conozco aquí, pero yo estaba muy sorprendida, y también agradecida, que la gente, no sé, sólo somos como conocidos, me ayudaron mucho. Y por eso siento estar agradecida aquí, toda la atención ¿ sabes?  Y esto..Por la parte de la gente a la que yo no conozco tanto ¿sabes? Por eso.

ÁNGELA: Que encontrase gente acogedora ¿no?

NATALIA: Sí.

ÁNGELA: Y en tu caso Natalia, ¿ De qué manera las fronteras, o las políticas migratorias, sientes que te han afectado en tu caso?

NATALIA: Sí. Claro que desde primero yo también tenía muchas dudas sobre mi estado aquí. Nadie sabía cómo podemos quedar aquí, de cuánto tiempo, etc. Porque en Ucrania tenemos un, no sé, este tipo de viajes cuánto podemos, por ejemplo, estar en UE durante 90 días. Ah, sin visa, sin nada. Pero no sabía cuánto tiempo va a pasar todo esto en Ucrania, por eso, sí. Yo al final, según la ley, y no sé, los cambios en la política de migración, yo podría quedarme en España y obtener una residencia temporal para creo que dos años, sí. Si no me equivoco, para dos años, con el permiso de trabajar también aquí. Porque claro que para mí es importante estar aquí de una manera legal y también trabajar aquí de una manera legal. Por eso, sí. Pero era un proceso muy largo, con diferentes, no sé, cambios. Es diferente en cada país del mundo.

ÁNGELA: Todo el aparato administrativo ¿verdad?

NATALIA:  Sí, con las citas previas ( risas) es algo…

ÁNGELA: Que te ha tocado vivirlo también, claro, obviamente…

NATALIA:  Sí, sí, es verdad.

ÁNGELA: ¿Y qué implica Natalia ser una mujer migrante Ucraniana en España?  ¿ Cómo lo estás viviendo tú?

NATALIA: Yo todavía no puedo acostumbrarme a pensar en mí como una mujer migrante, por eso, por ejemplo, cuando tú dices esto, me suena muy raro. Pero…Yo, no sé, yo me siento muy cómoda y muy tranquila aquí. Me gusta este sentido de seguridad que tengo aquí, por ejemplo cuando yo tengo que tomar un taxi, o salir por la noche, etc. Y me siento segura y tranquila tanto en las ciudades grandes como en las ciudades pequeñas, y, ah, este sentido es muy importante para mí. Lo puedo comparar con otros países que yo he visto, y por eso, sí, estoy feliz que puedo estudiar ahora y trabajar en un país en donde me siento tan cómoda.

NATALIA: No sé todavía tenía tantas, ¿sabes? viajes entre Granada, otras ciudades aquí en España. También a Ucrania para recoger algunos documentos para ver a mi familia. Por lo menos para un par de días ¿ sabes? Y por eso todavía yo no tengo este sentido que soy una persona migrante. A veces yo me siento como una estudiante que estoy todavía de viaje y todavía no tengo este sentido que estoy aquí desde el fin de febrero ¿ sabes? Y Vivo aquí, ahora tengo una ¿ sabes? Un piso aquí alquilado, y todo. Por eso sí, todavía me siento.

ÁNGELA: Claro, entiendo. Justo un poco la pregunta que te iba a hacer viene vinculada a esta experiencia, a este sentir que justo estás contando que tiene que ver, con vivir entre. De habitar ese espacio liminal, entre un lugar, otro, y a veces en ningún lado. ¿ Cómo ha sido tu experiencia? ¿Qué ha implicado a nivel de identitario, e incluso también a nivel emocional?

NATALIA:  Sí es que, a veces, sí, tú no sabes dónde está tu casa ahora ¿ sabes? y qué va a pasar en la próxima mes, en la próxima semana, etc. Por eso sí, por un lado tengo que acostumbrarme que voy a tener mucho más cambios en el futuro, y tengo que aceptarlo. Pero, por otro lado, ahora yo me siento más cómoda con los cambio que tengo, y sí, puedo acostumbrarme más o menos rápido. Y estoy muy agradecida que tengo diferente amigos en diferentes partes de España, y no sólo españoles, pero, otros ucranianos que viven aquí. Por eso me siento que puedo hablar con ellos, compartir unas ¿ sabes? algo que tenemos ah… , no sé, cómo decirlo en español, que tenemos algo similar en nuestros casos.

ÁNGELA: Hacer red, claro. Cuando una persona llega a un lugar nuevo no tiene por qué desenraizarse de su origen, de su cultura, y si hay la posibilidad, en tu caso, de hacer red, y de juntarte con personas con las que te sientes cómplice, y compartes una cultura, pues qué bien que estés haciendo esa red, a la par de ir haciendo tu vida aquí.

NATALIA:  Claro, que me gusta conocer más sobre la cultura de este país, y explorar mucho, pero por otro lado, esta cultura es muy diferente de lo que tenemos en Ucrania. Por ejemplo, las costumbres, la comida, todo. Por eso claro que me gusta hablar sobre esto con alguien de mi país natal.  Por eso, sí, a veces es muy importante.

ÁNGELA: Claro.

NATALIA: Pero yo diría que, es, para mí es muy fácil acostumbrarme a, no sé, el horario que tienen en España, la comida, la cultura, y todo. Y eso, algo que es muy importante para mí, porque como yo estoy estudiando, aprendiendo español y lo quiero utilizar para mi trabajo nuevo, para mis estudios también, para mí es importante conocer más sobre la cultura. Por eso yo puedo utilizar esta oportunidad para vivir entre la gente y conocer ¿sabes? diferentes partes de España. Para mí, desde mi punto de vista, cada región es tan diferentes, y por eso, sí, estoy agradecida que puedo conocer algo de Andalucía, algo de Cataluña, pero yo nunca he visto y estado en Cantabria antes. 

ÁNGELA: Pues estás más que invitada eh. Además…. esto es muy verde, montañas… entonces cuando quieres venir a vernos ya sabes que aquí tienes casa y cuando desees. Y nada, ahora pensando lo que decías de adaptarte, que llevas desde febrero solo, yo pensaba que desde febrero a ahora es muy poco tiempo, que yo te hacía preguntas pensando que llevabas mucho más en el territorio. Pero desde febrero está todo reciente. 

NATALIA: Es un poco raro pensar en mí como migrante. Yo todavía ¿ sabes?, yo todavía no puedo acostumbrarme a, no sé, dónde está mi NIE, qué numero de NIE es, o , no sé, que yo tengo este documento y todo, y esta tarjeta de residencia. Por eso, a veces, es un poco raro para mí, pero por otro lado, es, sí, una oportunidad de conseguir, no sé, crecer en mi carrera de una manera tranquila ahora. Y sí, claro que hay cosas que me faltan, que yo extraño mucho, sí, es verdad.

Yo también creo que yo no tengo este sentido que las fronteras son tan lejos. Cuando yo tengo que viajar por los países europeos, y a Ucrania también. Para mí, es un espacio muy parecido. Claro que hay culturas diferentes y todo, pero, no es tan lejos. Claro que, por ejemplo, viajar al otro continente, yo no sé, por ejemplo a los EEUU, sería yo creo que algo más difícil para mí. Pero aquí, yo todavía no tengo, y nunca tenía este sentido, porque antes cuando yo podía volver por avión, o no sé, algo así, tenía que solo tomar un avión durante tres horas o algo así, y podía volver a mi casa. Y claro que ahora no sea posible, pero todavía tengo este sentido de que las fronteras no son tan lejos, y siempre puedo volver. Claro que ahora tengo que viajar por Polonia, durante tres días o algo así, pero, este sentido que las fronteras son tan lejos, o algo muy muy diferente, cuando yo tengo que cambiar un país por otro, en Europa yo no tengo este sentido tanto. 

ÁNGELA: Pues por nuestra parte ya te hemos preguntado un montón de cosas que queríamos charlar contigo, no sé si hay algo que a ti te parezca importante, o que quieras compartir. Que te haya suscitado esta conversación.

NATALIA:  MMM No. Yo no sé si mi historia puede ser, no sé, interesante o ayudar a alguien como no sé, un ejemplo. La gente que, no sé, tiene miedo de empezar algo nuevo, que tiene miedo de, no sé, de empezar estudios o algo así en el país extranjera por razones diferentes. Por eso, no sé, al final, yo solo diría que estoy muy agradecida a toda la gente en España, son, es muy amable. Es muy amable y también me da mucha atención. Y, si yo por ejemplo, hablo de mi situación y todo, yo veo que me pueden ¿ sabes? entender, y no sé, ayudarme, por ejemplo con un consejo, o algo así. Por eso yo diría que estoy muy agradecida ,sí.

LOGOS VIVIR ENTRE.png