FRONTEERIIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS_1
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS_4
FRONTERIZAS
FRONTERIZAS

Fronterizas

Señoras y señores el espectáculo está a punto de comenzar. Les rogamos que apaguen sus dispositivos móviles o los pongan en modo avión.

Les informamos que está prohibido realizar cualquier tipo de fotografía con o sin flash, así como cualquier grabación de vídeos, sin el permiso previo de la producción.

 

Les aconsejamos que se sienten cómodamente en sus butacas y que no se espanten por presenciar cualquier tipo de exotismo en escena, pues, aquí dónde otros exponen su obra impoluta, yo sólo pretendo mostrar mi autoficción.

 

La obra empieza ahora y aún están a tiempo de levantarse y abandonar este local, ya que esta no será la obra de vuestra vida, ni tampoco de la mía. Pero puedo garantizar que no se seguirán las costumbres oficiales más descarnadas del teatro clásico español, ni tampoco de la vanguardia neo-futurista brasileira.

 

Debo confesarles que no van a ver una pieza sobre fronteras, colonialismo, reparación histórica, violación, feminismo o inclusión social. Tampoco habrá ningún tipo de cartel que diga ‘the artist is present’, que clame por la protección de la selva amazónica, o una pintada rechazando a Bolsonaro, a Trump, Putin, puta o pato. 

 

También les advierto que no habrá banda. No habrá samba, ni carnaval.

 

Les adelanto que no admitiré objeciones con respecto al título de esta obra. No comprender esto, es no comprender las ideas metafísicas. Y no digan después que mi título parece limitado. Pues todo lo que habita en el mundo, lleva consigo una frontera.

 

Hablemos de estética, porque estética y política son primas hermanas:

 

En cuanto concierne al ropaje, se evitará el elegante contemporáneo -tipo blanco, gris, beige o carne clara o carne oscura- más bien iremos al surburbio latino y a las entrañas antropófagas, no a causa de una fetichista y supersticiosa reverencia por lo ancestral, sino porque es absolutamente evidente que ciertos ropajes milenarios, de empleo ritualístico conservan una belleza y una apariencia reveladoras.

 

Sobre los instrumentos musicales, serán tratados como objetos y como parte del decorado. Por otra parte, se actuará directa y profundamente sobre la sensibilidad a través de la cacharrería electrónica, que invitan a la búsqueda de cualidades y vibraciones absolutamente nuevas, capaces de alcanzar un nuevo diapasón de la octava, producir sonidos o ruidos insoportables, animalescos y lancinantes.

 

Acerca de la luz, considerando que los aparatos luminosos que hoy se emplean en los teatros no son adecuados, será necesario investigar la particularidad de la luz sobre el espíritu, los efectos de las vibraciones luminosas, junto con nuevos métodos de expansión de la luz. Habrá, también, que revisar del principio al fin la gama coloreada de los aparatos actuales para obtener las cualidades de los tonos particulares y habrá que introducir en la luz un elemento de tenacidad, de densidad, de opacidad y sugerir así calor, frío, cólera, miedo, etcétera. 

 

En cuanto a la coreografía, no habrá coreografía.

 

Y tienen ustedes mil veces razón al considerar la danza contemporánea un arte menor y subsidiario.

 

Mientras lo que se presente en los teatros continúe siendo, hasta en el ánimo de las más libres de las directoras, un simple medio de representación, un modo accesorio de expresar el movimiento y el gesto, una especie de intermediario espectacular sin significado propio, seguiremos apáticas, sin público y sin perspectiva.

 

Mientras la creación nazca, no para manifestar el deseo creativo, sino para convencer a la élite curatorial -con todo lo que este término implica de peyorativo, accesorio y exterior- estaremos todas perdidas.

 

Bailad, bailad. Pero Bailad para no morir.

 

pausa

 

Por otra parte, para mantenerse viva, habrá que hacer mucho más que bailar. Pues, además de ordenar una representación con palpables medios materiales, gestos, repeticiones rítmicas, uso de palabras, pausas, acrobacias y una interpretación indiscutiblemente de vanguardia; la puesta en escena contiene ademanes del trabajo de dirección, de interpretación, de coreografía, de sastrería, de producción, de distribución, de administrador de excel, de tick-tocker, de jefa de prensa, conductora de furgoneta, de envío contínuo de emails jamás contestados por los programadores de artes escénicas y principalmente el trabajo de mantenerse amiga de los principales artistas de moda de la región.

 

Pues aquí, en esta obra, no se muere por ser Giselle, por ser Odete, Ofelia, Julieta o la Elegida de Nijinski. Tampoco se muere por cruzar una frontera geográfica, por una guerra, o de sed, aquí se muere por cansancio y por la pérdida de la esperanza.

Así que, aunque no es objetivo de esta pieza presentar los White People Problems, o abrumar al público con preocupaciones cósmicas trascendentales y presentar claves profundas del pensamiento y de la acción, que permitan una comprensión de todo el espectáculo, este espacio será utilizado no sólo para bailar en sus dimensiones y en su volumen, sino, si cabe decirlo, para asumir la propia muerte, y en ella intentar recuperar todos los antiguos placeres ya probados de alcanzar la danza en su forma más primaria.

Se apaga la luz de sala.

 

SOBRE EL PROYECTO

Fronterizas es el tercer eslabón de la investigación antropófaga de Mari Paula. La última puesta en escena de una trilogía -Retrópica en 2017, Devórate en 2019 y Fronterizas en 2022- que aborda el cuerpo como una experimentación antropófaga.

Fronterizas es una praxis artística interdisciplinar, que relaciona el cuerpo migrante con las tecnologías lumínicas y sonoras, donde Mari Paula, LumierScene y JPEGr trabajan en un constante diálogo.

 

El enfoque principal reside en la mirada hacia un cuerpo invisibilizado y racializado, que tras un largo viaje se descubre fronterizo, sin la necesidad de pertenecer ni a un lado ni a otro. Un cuerpo que resiste, que se adapta y que ya no devora la cultura extranjera, pues ya no le hace falta digerir. Lo tiene todo.

 

Fronterizas también es una investigación decolonial y pone en escena el deseo transmundano de desestabilizar las lógicas de producción contemporánea and do what the fuck we want .


 

HISTORIAL y soporte

El proyecto tuvo su origen a partir de la residencia promovida por el Centro NAVE - Chile, la Plataforma Iberoamericana de Danza (PID), Ministerio de Cultura de Chile y la Fundação Nacional das Artes - FUNARTE (BR).

Fronterizas tiene el apoyo de la Fundación Santander Creativa, de Cultura Gobierno de Cantabria y de la Fundación Cultural de Curitiba.

El extracto de la investigación se presentó y se presentará en eventos como:

  • Cine Corps (online) - Francia

  • Mostra Solar en la Casa Hoffmann (online) - Brasil

  • Bienal de Danza de Ceará (online) - Brasil

  • Santander Escénica - Santander

  • Café de Las Artes Teatro - Santander

  • Festival La Espiral Contemporánea - Santander

  • La Caverna - Málaga

  • Danza en Breve, Teatro Leal - La Laguna, Tenerife

 

 

Residencias y estreno 2022

En 2022 el proyecto cuenta con las siguientes residencias:

  • mayo: Palacio de Festivales de Cantabria (Santander)

  • mayo: Danza en Breve - Teatro Leal (La Laguna, Tenerife)

  • julio: Sala Carme Teatre (Valencia)

  • julio y agosto: La Caverna (Málaga)

  • agosto: Graner (Barcelona)

  • septiembre: Palacio de Festivales de Cantabria (Santander)

 

Estreno y funciones 2022:

  • 28 de septiembre: estreno en el Palacio de Festivales de Cantabria

  • septiembre, por confirmar: Feria de Huesca

  • octubre: Sala Carme Teatre

  • diciembre: Centro Nave (Chile)

 

Equipo

Performance y dirección: Mari Paula

Performance y proyecto sonoro: Jaime Peña - JPEGr
Performance y proyecto lumínico: Carlos Molina - LumiereScene
Colaboración dramatúrgica: Luz Arcas, Aitana Cordero y Gustavo Bittencourt

Alter ego: Pablo Venero
Artistas y pensadores que han acompañado el proceso entre 2020 y 2021: Flavia Mayans, Alexandra Mabes, Rebeca García Celdrán y Patricia Manrique
Espacio Escénico: Luis Crespo
Distribución y gestión nacional: Iñaki Díez

Distribución y gestión internacional: Igor Augustho
Producción: Mari Paula - Dance & Performance y LAS VIVAS - Plataforma Iberoamericana de Danza

FRONTERIZAS 2022 ACTUALIZADO.png

dossier

¨Fronterizas nos presenta un argumento danzante: nuestra casa / mundo sin fronteras.´Capturado en su poder de onirismo, es un nido en el mundo´ (BACHELARD, 2008, p. 115). Y desde el nido partimos en busca de nuevas existencias para este cuerpo que quiere bailar con múltiples acentos, esté donde esté.¨

Cristiane Wosniak

(doctorado en comunicación y lenguajes escénicos)