VIVIR  ENTRE

Instalación multimedia sobre la vivencia migratoria

DINORAH

DINORAH (ESPAÑA)

Dinorahtestimonio completo
00:00 / 16:54

DINORAH: Dinorah es una profesora de universidad en EEUU. Yo nací en Cantabria, pero llevo más de la mitad, un poquito más de la mitad de mi vida fuera. Y bueno, he dado muchas vueltas por el mundo. A los 17 años me fui a Madrid, después me fui una año a EEUU, luego me fui a China, y luego finalmente he venido a EEUU donde llevo ya 8 años viviendo con mi pareja, y con mi hijo pequeño. 

ÁNGELA: Un buen periplo por todo el mundo.

DINORAH: Sí, ( risas).

ÁNGELA: Y ¿qué es un poco Dinorah la decisión que te llevó a Migrar?

DINORAH: Por un lado, lo primero que me llevó digamos a salir, no sólo de Cantabria, sino también de España fue la curiosidad ¿ no? y las ganas de explorar pues otras culturas, otras lenguas, otros espacios ¿no? Cambiar de espacio yo creo que al venir de un sitio pequeño, siempre había tenido ganas de salir, y ver otras cosas ¿ no?. Ah, pero sin embargo, cuando tenía más o menos 25 años eh, que ya había vivido fuera de España, lo que me llevó a salir fuera de nuevo no fue ya tanto la curiosidad, sino la falta de posibilidades en España, por un lado, los recursos para alguien como yo que quería estudiar un doctorado, y por otro lado, el hecho también que los temas que a mí me interesaban explorar en mi vida académica, que eran temas más relacionados, bueno, con cuestiones culturales, a veces no tienen un espacio en los departamentos de las universidades de España. Entonces un poco estas dos cosas: los recursos y eh, los temas de mi investigación académica. Entonces, esas fueron las razones. 

ÁNGELA: Pues nada, a ver si cuando vuelvas nos abres también un poco camino. En esos temas verdad que cuesta más que tengan su lugar, que igual son tan específicos, y tan enriquecedores, pero que igual aquí no tienen la cabida ¿no?

DINORAH: Sí, es curioso porque además muchos de los temas que, y de los artículos que se publican sobre cine español, se publican en inglés, porque se están publicando fuera de España.

ÁNGELA: Ya, qué fuerte eso. O sea que se está publicando más fuera del propio territorio, y no le estamos dando valor a algo que es una riqueza cultural ¿ no? ¿ Y qué ha supuesto para ti Dinorah habitar estos espacios liminales de vivir entre, entre un lugar en otro? ¿ cómo eso ha repercutido o repercute a nivel emocional  e incluso también a nivel identitario?

DINORAH:  Bueno yo creo que vivir así no siempre supone habitar un poco entre dos espacios digamos, no vivir en ninguna parte, vivir un poco en una especie de limbo. Como anécdota yo estaba pensado cuando pensaba sobre estas preguntas en que, por ejemplo, hasta hace más o menos uno o dos años, cuando empezó la pandemia, yo nunca leía los periódicos de EEUU, ni me interesaba por las noticias de lo que estaba pasando aquí ¿ no? Entonces yo seguía muy pegada tanto al espacio tanto cultural, como del presente digamos de lo que estaba sucediendo en España, entonces siempre, yo creo que te vas fuera, a no ser que te vayas por razones que… gente que conoce a su pareja en otro lugar, eh, sigue viviendo muchas veces en el lugar de origen durante muchos años, que es lo que creo que me pasa a mí. ¿ no? Hay una especie de crisis ahí hasta que.. cuando te das cuesta que en realidad llevas más años viviendo fuera que dentro, y yo creo que eso también lo que pasa es que supone la idealización del lugar de origen, ¿ no? 

Cuando uno vive fuera. Cuando en una situación como la mía, cuando vuelve, vuelve en momentos de vacaciones, en momentos felices ¿ no? En momentos que todo el mundo le quiere ver, entonces yo creo que se empieza a idealizar estos espacios de los que uno muchas veces, también se fue como decía por motivos, en mi caso más bien académicos, pero también como que hay otras cuestiones que digamos eh, yo podría problematizar de espacios políticos, o espacios sociales en España que cuando estoy fuera muchas veces se me olvidan. El hecho, yo creo, ahora por ejemplo, de tener un hijo, que ha nacido en EEUU y que, bueno, empieza ya a entrar dentro del sistema escolar. Eh, me ha hecho también encontrarme con otra parte, que es tener que enfrentarme a lo que es el día el día en este país y salir de una burbuja porque, al y fin al cabo, yo vivo en una burbuja universitaria. Aquí está muy separado el mundo universitario del resto de la ciudad ¿ no? Y yo me relaciono incluso aquí con mucha gente que habla español. Entonces bueno esto es un poco lo que ha supuesto para mí.

ÁNGELA: Esto que has comentado ¿ no? De…que puede pasar y no lo había pensado así pero…Cuando una persona se va fuera, muchas veces, por esta circunstancia elegidas, y también entre comillas no elegidas, que comentas tú, la idealización de las raíces, del lugar que has dejado. Eso me parece también interesante para tener como un pensamiento crítico en cuanto a, bueno, pues a no caer en ese recuerdo que has actualizado casi más de tu idealización que de lo que realmente también podía ser. Y eso me ha gustado mucho.

DINORAH: Sí( risas). Yo creo que además aquí entran..bueno ahora que está muy de moda ¿ no? también el tema de la nostalgia. Eh, pero sí, entran como en estos espacios… yo creo nostalágicos ¿ no? No ya de un espacio concreto, sino como de un país y de unas costumbres, y uno empieza a pensar en España como un ente, lo cual yo creo que desde dentro de España no es algo que yo piense ( risas)

ÁNGELA: Claro, sí, sí, sí. Pues, ¡ qué interesante esto! Dini. Y luego, también te queríamos preguntar, pues de qué manera para ti las fronteras y… pues se han encarnado en tu cuerpo. Ya nos has ido anticipando en esta pregunta, pero no sé si te gustaría compartir algo más al respecto…

DINORAH: Sí. Yo creo que esta pregunta eh, se encarna un poco con lo que hemos venido andando, hablando ( risas). En mi caso bueno yo pienso que siempre hay que tener en cuenta que yo parto y vengo de un espacio de priveligio ¿ no?. Estoy dentro del sistema universitario de EEUU, que es un sistema con muchos recursos, dispongo de un visado que me da ciertos privilegios. En mi caso yo creo que hasta la pandamia no descubrí realmente el impacto tan fuerte que tenía digamos el concepto de frontera. Para mí yo siempre que me he acercado a ese espacio de la frontera, sí que siempre hay un suerte de intranquilidad ¿ no? pero yo no tengo ese miedo. Yo no tengo ese miedo porque yo siempre parto de que a mí me gustaría volver a España.

Entonces para mí volver eh, no supone un problema, que creo que para otra gente sí ¿no?  Sobre todo pensando en gente incluso que está en mi situación. En una situación académica pero que sus países eh, son países con menos recursos de los que tiene España. Sin embargo, pese a todo eso, para mí, la frontera sí que sigue teniendo un impacto ¿ no? A mí, si estamos hablando a nivel práctico, por ejemplo, me impide, me va impedir el acceso a ciertos puestos de trabajo a los que no puedo acceder porque no soy ciudadana. Para eso además EEUU tiene unas políticas muy restrictivas ¿ no? Por mucho que yo lleve muchos años viviendo aquí todavía eh, no tengo uno. No soy residente del país ¿ no?

Y bueno a nivel personal, eh, para mí la frontera también ha supuesto en este caso una barrera que ha impedido, por ejemplo que, mi familia y mis amigos conozcan a mi hijo que tiene ahora un año. Entonces esta frontera, al final, por mucho digamos espacio privilegiado en el que te encuentres, sigue produciendo un efecto que uno olvida cuando está dentro, normalmente.

ÁNGELA: Claro, y esto totalmente vinculado con lo que venimos hablando. Eh, las políticas migratorias ha impactado sobre todo en lo último que dices, en la posibilidad de que tu hijo de un año, no hayas podido presentárselo a tu familia, a tus amistades. ¿ Cuáles han sido un poco esas dificultades para que no hayan podido conocerlo?

DINORAH: Claro en mi caso, por ejemplo, las dificultades que se han presentado ha sido que el hecho de que las embajadas ahora mismo de EEUU estén desbordadas, entonces no den citas. Y si yo viajaba a España había muchas posibilidades de que no pudiese volver, y que entonces no me pudiese incorporar a mi trabajo ¿ no? Entonces el hecho de conseguir una cita en la embajada para poder sacarme un visado hizo que lo tuviese que renovar desde dentro, y que no pudiese salir.  Y eso ha pasado con muchos programas ¿ no? Los estudiantes digamos en EEUU son los que tienen menos problemas de visado para entrar, pero, la vida cambia mucho cuando terminas el programa de doctorado y de repente como que te ves en una situación en la que tus recursos son mucho menores, para acceder tanto a puestos de trabajo, como a tener eh, libertad de moviendo dentro de lo que es el país una vez que empezó la pandemia, sobre todo. Bueno y a parte de eso como los retrasos en la adquisición de papeles eh, el número de horas que hay que pagarles a los abogados. En mí caso eso está pagado por la universidad pero muchas veces tienen un precio muy alto. De unos 3000 - 40000 dólares. 

ÁNGELA: Sí, todo el aparato administrativo y del estado,  que dificulta también la libre circulación de las personas, allá donde se encuentren.

DINORAH: Exacto. Sí, hay una fuerte, y además hay un componente también de miedo. Que siempre está el miedo, que es un aparato digamos que va a restringir el acceso eh, poniendo hincapié en el precio muchas veces de los visados, en el tiempo de espera, y detrás de todo eso hay el miedo. El miedo a no poder salir del país, el miedo de no poder entrar, y el miedo a estar fuera y quedarse sin trabajo. El miedo a estar dentro y perder el trabajo y tener que salir. Entonces yo creo que eso es un componente que está muy presente, y también en el día a día ¿ no?

ÁNGELA: Totalmente. Justo pensaba eso ¿ no? Que todas esas cuestiones más estructurales al final tienen un efecto en lo emocional y en la estabilidad y el día a día de una persona que está sujeta… Más luego el miedo que también está operando. Y esto en cuanto a toda la parte más de dificultad, pero también entiendo que la experiencia de alguien que migra, que puede estar en diversos lugares, y aprender de diversas culturas pues ¿ qué potencialidades y saberes crees que a ti te ha aportado esta experiencia?

DINORAH: Sí, yo creo que, obviamente también hay muchas cosas positivas ¿ no? que a veces no pensamos tanto, pero en mi caso, por ejemplo, algo muy importante han sido todas las relaciones personales, los amigos, los compañeros con lo que he compartido estos años. Eh, que bueno me han ayudado también, además, a revaluar quién soy y de dónde vengo. En mi caso ha sido muy importante tener eh, conexión o establecer amistad con mucha gente que venía de Latinoamérica. Que me ha hecho mucho pensar, precisamente en de donde vengo. Y en cómo me posiciono en el mundo. Eh, gente con culturas e idioma, y un idioma muy similar, e incluso el mismo idioma, pero con experiencias de vida muy distintas. Ah, otras experiencias positivas en mi caso, bueno pensando en, las experiencias que he tenido con intentar poder volver a España, es el hecho de tener mis necesidades digamos económicas cubiertas ¿ no? Y vivir con cierta comodidad que me permite viajar, que me permite tener una vida cómoda, una vida fácil, en ese sentido. Y bueno, para mí el hecho digamos de venir aquí sobre todo fue como decía por un motivos académicos. Entonces yo creo que para mí el conocimiento académico, aumentar digamos mi capacidad de trabajo. Ha aumentado mucho, y mi conocimiento, entonces, es otro de los puntos yo creo, para subrayar. 

ÁNGELA: Qué bien, pues ha sido un placer Dinorah, eh, nos has hecho pensar mucho también y ampliar incluso las cosas que ya veníamos pensando ¿no? en torno a la frontera, y a lo que implica esta experiencia liminal, de vivir entre, eh. Por nuestra parte ya hemos comentado todo lo que queríamos charlar. No sé si hay algo que a ti te parezca que hayamos dejado, o que sea importante para ti. 

DINORAH: Bueno yo estaba pensando en algo que, es que, o por lo menos en mi caso ¿ no? que parece que muchas de estas decisiones eh, decisiones digamos de migrar, han sido para mí, han sido decisiones casi que he tomado por inercia ¿ no? No son decisiones que hayan estado tan meditadas ¿no? sino que son decisiones que han venido a mí. Que se me han abierto posibilidades, y que digamos, digamos motivada por la falta de ciertos recursos de los que no disponía, he decidido estar aquí ¿no? Pero quiero decir, podía haber acabado aquí, o podía haber acabado en Australia ¿ no? Entonces me parece interesante también pensar en la inercia como decisión, en mi caso, que no tengo una obligación de migrar, que para mí migrar al final es una opción, y volver también.

LOGOS VIVIR ENTRE.png